• Irkus

COMO AFECTA EL TRAUMA EN EL APRENDIZAJE


El cerebro está compuesto por neuronas, sistemas, circuitos, lóbulos y hemisferios y se encarga de regular y mantener las funciones vitales del cuerpo, es el órgano donde reside la mente y la memoria.

La integración de diferentes áreas dota al cerebro del proceso de aprendizaje. Existen dos sistemas en relación a la memoria:

  • La memoria implícita, es la memoria que aprende por repetición y actúa de forma automática (como limpiarse los dientes, conducir…). Se encarga de codificar (almacenar) la información, y para ello involucra partes del cerebro independientes del hipocampo (asociado a la memoria, aprendizaje y regeneración neuronal) a partir del tercer mes de gestación. La amígdala es una de las partes implicadas en este sistema, encargada de gestionar las emociones, memorias sensoriales (hambre-sed...) y las memorias motoras (movimiento-acción). De ahí que el aprendizaje y la memoria estén unidos a las emociones.

  • La memoria explicita se refiere a la memoria que puede ser llevada a la conciencia, sacar la información de la implícita (automática) y hacerla consciente. La codificación de esta memoria comienza a partir de los 18 meses de edad, coincidiendo con la maduración del hipocampo, encargado de unir los bloques de memoria implícita y memoria explicita, formando un cerebro integrado.

¿Pero cómo afecta el trauma en este proceso?


La integridad se ve afectada en el trauma por la liberación de Cortisol (hormona del estrés) y la liberación aguda de Adrenalina. El cortisol bloquea la actividad y el crecimiento del hipocampo (y su capacidad para integrarse con la amígdala), y la adrenalina incrementa la codificación de la experiencia en el sistema de memoria implícita (amígdala etc.…). Si el trauma ocurre durante el desarrollo neuronal, en la infancia, por ejemplo, estas áreas verán afectado su desarrollo y su función. Los altos niveles neurotóxicos de cortisol y adrenalina que se producen en el trauma, hacen que éste se viva como si sucediese ahora. El cerebro ha quedado fragmentado, su integración dañada y el proceso de aprendizaje afectado y condicionado.


¿Qué podemos hacer?


Liberar el estrés ocasionado por el trauma es lo primero. Para ello las Esencias Triunidad® son la herramienta perfecta ya que sus cualidades nos permiten identificar en el tiempo pasado el trauma y poder liberarlo con ayuda de las propias esencias, de la defusión (la vivencia se fusiono con las emociones en nuestro sistema) y de la liberación de estrés emocional.

Una vez liberado el estrés que impedía la comunicación entre las áreas o la integración cerebral es necesario rehabilitarlo con ejercicios de gimnasia cerebral, movimientos de coordinación hemisférica etc. El cerebro comenzara a crear conexiones neuronales nuevas y a desarrollarse de forma natural. Haciendo posible la recuperación emocional, y por supuesto facilitando el aprendizaje.

76 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo